La Piedra de Rosetta permitió descifrar los jeroglíficos egipcios ya que alberga tres escrituras distintas con un mismo texto,  jeroglíficos egipcios, escritura demótica y griego antiguo. La Piedra de Rosetta se encuentra en el British Museum de Londres.

Compartir